Cuando veo la tele, me veo a mí mismo

Estándar

El Cobayo despertó entre muertes papales y desafueros; solo -como siempre- en su cama individual demasiado grande para albergar un cuerpo tan apartado. [Sospecha que por las noches la cama se agranda hasta cobrar proporciones épicas]. Se talló los ojos y buscó sus lentes -que distorcionan la realidad- en el buró de todos los días; que siempre amanece del lado contrario al que él pensaba. Despejó sus sueños. Entre visiones oníricas aún lo perseguía la cara del director de “Matando Cabos”… ese al que su producción lo llama “el Patas”, pero del cuál no recuerda el nombre. Irremediablemente, tiene que aceptarlo, le gustó el director al señor Cobayo del Monte Clemente-Jaques. Totalmente lo opuesto al poco afamado “Señor Director con cada de haber olido un pedo”. Pero qué se le va a hacer.

Cuando veo la televisión me veo a mí mismo. Y no sé si es por efecto de la refracción de la luz o por el simple y sórdido intercambio de imágenes. Yo aparezco en ese marco negro de fondo gris. Mi cara, como si fuera otra persona, me mira a las seis de la mañana. O me miraba, porque eso pasaba cuando vivía en casa de la abuela Ruvalcaba… yo era un huesped del cuarto de la televisión.

La pantalla de su por-siempre-encendida computadora parpadeaba. Un nuevo mail había llegado. Busco sus pantuflas en el suelo. Calzó sus pies adoloridos de tanto caminar sobre concreto desnudo, y en tres saltitos roedores llegó a su asiento. Abrío el correo. Era del “Señor Director”.

Tal vez es tan sólo mi reflejo. Me veo cuando está apagada. Pero cuando la enciendo también me veo en ella. Cobro múltiples formas plásticas decadentes. Ora presentador noticias, ora hit del momento, ora chica pop star diva, ora famélica anciana de los sububios. Toda esa gente de latex soy yo; muy a mi pesar. O a pesar de ellos. Todos somos la misma cosa.

El “Señor Director” le manda decir al Fray Cobayo (en vías de ser beato para estar en el mismo cielo que su Santa y poder siempre tener las alas en vuelo de su Niña Murciélago) que la filmación del corto emergente ya no se puede hacer el día acordado. El “Señor Director” le explica a Cobayo que Actorito 1 no puede estar ese día y que aún sigue en trato para tener un buen actor de la ciudad de Puebla. El señor Serpientes y Escaleras, gran actor de las cortes reales. Pero aún no promete nada. Además, la locación no es segura. Tiene que hablar seriamente Cobayo con don Productor Ojos Claros, porque es necesaria esa maldita carpa, no importa qué.

Los noticieros ya son tan sólo reality shows; los protagonistas de ambos parecen actores y lo que les pase, poco importa para el expectador. Todo en la vida es tan sólo un espectáculo. ¿Pero quién dijo que tenía que ser así? Acaso fue el señor Azcarraga y su televisión para jodidos o el señor Pliego y sus telenovelas “realísticas” (SIC). No sé quién lo haya dicho, peor mi vida no es un show, me niego a vivirla como tal, aún y cuando haga dramas por todo, aún y cuando actue ser el buen empleado, el buen compañero, el buen alumno… actuo un rol, no un papel. No me jodas Televisa, métete al Papa y las manipulaciones por el culo, a ver si así por lo menos te sacas a tí misma una sonrisa. Y tú, TV Azteca, métete el dedo también con tu sacerdote de comentarista, desatorinilla un rosario y métetelo por el orto y sácatelo por la boca, a ver si así se te limpia el intenstino de tantas noticias que no has digerido.

Cobayo suspira frente al monitor. El reloj ya no dice la verdad, ni a él le gusta el cambio de horario -de lo contrario, solito cambiaría sus manecillas. Le han robado una hora de vida y prometen regresársela después del verano. ¿Y si se muere antes de llegar a la fecha indicada? Pobre Cobayo, nadie le devolverá esa hora robada a las tres de la mañana de la madrugada del domingo. Pero poco le importa el horario, el hecho “real” es que ya se le hizo tarde para ir a desayunar con la Abuela Ruvalcaba.

Anuncios

Un comentario en “Cuando veo la tele, me veo a mí mismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s