Expectativas de nuevos horizontes especulados

Estándar

Mañana llega el Señor Director de su larga, larga gira de trabajo. Fray Cobayo lo pasará a recoger en las primeras horas del día. de Doro-tí no hay señales. Al parecer la muy pirujita está dormida en sus laureles. Su sombra es la que se ha acercado al Staff, minando a veces, retardando otras pero estando como cruel expectadora en la mayoría.

Expectativas… tentativas… alternativas… disyuntivas… entre lo que se espera, se desea y se consigue hay un gran camino de decepciones.

De repente el ánimo cambia. No da señales. Tan sólo amanece y uno se siente mejor. El agua es caliente, pero no quema, el desayuno es escueto, pero ya no da hambre, el día es cansado, pero no se siente. Tal vez sólo sea culpa de las expectativas, de la ilusión engañosa que se materializa de repente. Habrá que desconfiar de ellas; después de todo, son las parientes pobres y feas de la por siempre podrida amiguita esperanza.

Expectativas… espectorantes… espectros… espejos… espuelas… escaleras… por las expectativas uno sube, la cosa es que duele más caerse desde arriba.

De Clauida Fray Cobayo no sabe nada. Se ausentó durante todas las juntas del staff y el Tercer Ojo tuvo que prescindir de su prescencia arregla-todo. Tal vez mañana se aparezca, violada y en cinta. O tal vez no lo haga, quién sabe, tal vez ya está muerta. Por lo pronto mañana se filma. Y Fray Cobayo dice azul y buenas noches.

Anuncios

6 comentarios en “Expectativas de nuevos horizontes especulados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s