Extraños extrañamientos de un Fray alienado por tanto extrañarse a sí mismo

Estándar

La Niñamuerciélago bebiendo una Corona, el Lobo una Negra Modelo, Fray Cobayo una Indio, siempre una Indio. El bar del Sanborns ambientado por una pianista (eufemismo) que tiene toda la pinta de lesbiana (eufemismo para no decir gorda y de pelo corto… ¡hola homofobia internalizada!).
La plática animada, pero extrañamente adormecida cuando los tres personajes divisan el fondo de su respectiva botellita de cristal. Un poco de sueños, bostezos y una cuenta de $69 pesos por tres cervezas. Exorbitantemente frexa; pero de vez en cuando “los deleznables” (a.k.a. Motor Literario) necesitan volver a sus raíces frexas.
A veces la vida del Fray se convierte en pequeños detalles sutiles, como irse a beber una cerveza… el problema es que la vida de Fray Cobayo está empezando a ser demasiado sutil…

1.- El peligro de volverse tan sutil, es no darse cuenta de lo sutil de la situación.

..Te extraño, como se extrañan las noches sin estrellas, como se extrañan, las mañanas bellas, estar sin tí, por dios que me hace daño…

La música va y viene por mi vida. De repente es Portishead quien dicta las memorias de mi cabeza. Luego es Courney Love o Weezer. A veces Radiohead… pero hoy es Voz en Punto. Desperté con la versión coral de “Bésame mucho”… después se me pegó la de “Te extraño”… o supongo que así se llama. No lo sé. Ambas canciones las traigo como chicle pegado al pelo. Y no sé si quiero cortarlas de un tajo. Me bajonean bastante, pero a la vez -por extraño que suene- me gustan. ¿Será acaso la confianza de aquel que escucha feliz el llanto ajeno porque nunca lo a sufrido?

Sutil… futil… útil… inútil… lo sutil es simplemente inútil.

Fray Cobayo camina por la misma calle de todas las noches. Vestido enteramente de negro, salvo por sus tennis grises. Patalones negros, playera negra, gabardina negra, portafolios negro… y el pelo enmarañado, anudado en una cola de caballo chueca y mal hecha. Los ánimos dispersos. Una cerveza en el estómago y una canción de bar repitiéndose mil veces dentro de su cerebro… su cerebro que da foward y rewind a la meno provocación, que evoca memorias que nunca pasaron y que recuerda futuros que de antemano existieron. Sus pies cansados, sus ojos buscando el camión con la leyenda 29-A. Llegar a la madriguera no representa ninguna satisfacción. Quedarse vagando en la calle tampoco. En Roma tienen nuevo papa, en su cabeza las ideas fluyen sin sentido. Y él, él… él sólo camina…

…Te extraño cuando lloro y cuando ría, cuando el sol brilla, cuando hace mucho frío…

¿Se puede extrañar a quién nunca ha de llegar porque jamás se le ha esperado del todo convencido? ¿Cómo se puede esperar a un fantasma cuya sábana blanca está eternamente dando vueltas dentro de una secadora? ¿Cómo se puede querer a un fragmento torcido de la memoria imposible? ¿Cómo se puede estar vivo? ¿Cómo?

2.- Toda plática acerca del Eros debería ser clasificada como birsutería emocional. He dicho.

Fray Cobayo llega a la madriguera. Sube las escaleras y se sienta en la taza del baño. Prende un cigarro y fuma. No tiene ganas ni de defecar ni de orinar. No se ha bajado los pantalones. Sólo fuma sobre la tapa de la taza. Sólo necesita estar en un lugar más pequeño para no sentirse tan solo y a la vez tan miserablemente acompañado por sí mismo.

Anuncios

6 comentarios en “Extraños extrañamientos de un Fray alienado por tanto extrañarse a sí mismo

  1. Tan extraño como escuchar primero a Sepultura y después a AirTan spanglish como escuchar pirmero a Radiohead y despues a PorterTan contrastante como escuchar primero al gran Soundgarden y después a AudioslaveTan ridiculo como escuchar primero Aida de Verdi y después a Paquita la del barrioTan bipolar es todoSaludos Fray Cobayo y recuerde !Batale los huevos al rompope hermana!

  2. Así es… al vagar y al estar con gente, y tener cerveza dentro, oyendo mala música, y sobre todo teniendo los pelos enredados, se siente uno siempre un tanto miserable, dímelo a mí que si te comprendo.

  3. Zadowsky

    Si es cierto Don, ahora uste? me ha inspirado, me ha iluminado, formare mi grupo norteño llamado: ?Los Miserables?, seré rico y famoso y saldré de esta miseria.

  4. G.A.V.

    Pues que romanticismo taaan exaaacerbado (¿con b o v?), las hormonas hacen de las suyas…señor cobayo tenía que ser cobayo para llevar su cabello alborotado tal cobayo de tienda de mascotas…jijijijiju

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s