La espera de un milagro para todos los viernes

Estándar

Fray Cobayo sale a cazar una esperanza todos los viernes. Desea con fervor ver el milagro de una puerta; la de una que hasta ahora no se ha abierto… al menos no para él. Se sienta y observa. Santa a su lado. Y entre charlas, caricias y toneladas de café molido -diluido en una gota de agua a punto de evaporar-, pasa el tiempo. A veces, Roberto -el de los mil nombres, nos acompaña con su fotográfica prescencia. Otras Ome, sentadita con sus cuchillos bien afilados, con sus uñas negras y las llamas del infierno ardiendo en sus ojos. Casi siempre está Anafilia, divagando, extrañando, yendo de ida y vuelta al pasado, trayéndonos presentes abominables y sacando a pasear viejos monstruos moteados. Lady blue a veces viene con el Otro Señor Director (no el huele-pedos, otro), pero a últimas fechas sus visitas han sido contadas. Como sea, sólo o acompañado, el Cobayo espera un milagro prefabricado.

Espera… esperar… esperanza… En la eterna espera de esperar un esperanza…. ¿Hay esperanza de esperar?

Corriendo. Ando, iendo. ¿To so cho? Conjugar la vida en tiempo presente. Con-jugar. Jugando. Me juego la vida. Me juego la cordura. Siempre pierdo los juegos de azar. Materializo el presente en pasado continuo. Pasado imperfecto. Presente desecho. ¿Futuro devastado? Soledad en las tres personas. Estoy solo. Estoy sin tí. Estoy sin él/ella/eso. El nosotros sólo existe en los territorios divinos. Nosotros ahora no estamos. Sólo estoy yo. Multiplicándome por cero. Restándome el pasado. Dividiendo el futuro. En trocitos. Pedacitos de cielo roto. Despejado de cristales. De agujas como gotas de lluvia. Que mojan y empapan esta miseria de todos los días. La piel como un traje muy usado, roído por el tiempo, agujereado por las polillas anacrónicas… siempre fuera de moda. Out. In. Out. In. Un suitcheo interminable que se desdice a sí mismo. Que se prende y apaga con un detector de movimiento. ¡Que nadie se mueva! Que si no, que si no, no sale en la foto… no sale conjugado en pasado.

… Where’s your head at…

Quemé un cd lleno de MP3. Ahora Puebla suena a surf, a las Ultras, a Lost Acapulco y a Mamá Pulpa. También a Black Box Recorder, Janis Joplin y Eugenia León. Suenan a mí estas calles que se han acostumbrado a mis pisadas duras y sombrías, a mi paso arrastrado y al cojeo de la pierna izquierda. Se han acostumbrado a que las mire todo el tiempo, a que no levante la vista ni para ver el cielo… prefiero verlo en un charco de orina a verlo directamente… siempre tan azul y aburrido.
Espera… esperando… esperanto… el lengua universal marca hastío como la palabra clave para entender la experiencia humana en su totalidad; eg. Una sala de espera.
Anuncios

Un comentario en “La espera de un milagro para todos los viernes

  1. Mira:Prende un ventilador.Quítate la ropa.Ponte donde dá el aire.Deja que se te enfríe el cuero.Abre la boca.Permite que el aire entre por ella, y saque la desesperación con fuerte brisa por tus orejas. (Te las lavaste?)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s