Húmedo viernes que empapa la inconcistencia de un día que no florece

Estándar

Fray Cobayo, el que tiene la muerte anudada al cuello, sorbé café en la capilla de todos los viernes. Roberto -el de los mil nombres-, Anafilia y Ome le hacen compañía. Entre cafeína diluida en café y/o cocacola, la plática se desdibuja. Creencias metafísicas, libros de fé, lenguas muertas que se hablan en el más allá y experiencias supraterrenales. Todo cabe en una mesita sabiéndolo acomodar. Los hilillos de humo entretejiendo las lenguas y bordeando las palabras, las lluvia como soundtrack de la noche, el silencio como un nuevo lenguaje.

Pasionarias… pasiones… traiciones… ficciones… la pasión no existe, se reinventa.

La temporada de lluvias comienza. El paraguas en la mochila y los sueños mojados, escurriendo en el morral de todos los días. Las botas enfundadas. Los pantalones de gabardina café. Los días nublados, la mente en paz.

Entonces abres los ojos y te sientes cansado, porque aunque has dormido casi doce horas, no has parado de soñar que te persiguen. ¿Quién? ¿Quienes? No sabes. Pero has corrido sin moverte, sudado en la frialdad de una cama muy grande. Afuera el día es húmedo, adentro, el sudor te mantiene sin ganas de hacer cualquier cosa. Abres los ojos por compromiso, y hoy no te disgusta estar vivo. Tan sólo te es intrascendente. Entonces tomas un respiro y empiezas a contar deberes como cuentas ovejas. Y decides quedarte un rato más en la cama. No hay motivos válidos para salir de ella. El trabajo, el trabajo puede quedarse dormido un rato más.

Fray Cobayo aborda su camión y se despide. Imagina una ligera lluviecilla cayendo fuera del cristal. El parabrisas del camión moteado, la gente escurriendo agua imaginaria… y Portishead susurrándole al oído una decadencia que se traduce en cachondería triste, en un orgasmo cansado, deprimido….

Anuncios

Un comentario en “Húmedo viernes que empapa la inconcistencia de un día que no florece

  1. Saludos desde tierras secas, mi buen Cobayo.¿Qué cree, señor? Le voy a contar un chisme que me acabo de enterar hoy… Resulta que el rector del colegio jesuita al que asisto, es decir el Lux, ahora va a ser el rector de la Ibero donde usted da clases, dentro de poco.La cosa es que lo quieren fuera de aquí porque ha causado muchas peleas y divisiones entre los maestros. ¿Qué cosas, eh?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s