Extraños florecimientos bajo un sol de agua

Estándar

Fray Cobayo escucha tangos… y su Pasionaria ha floreado. La primer flor del año… después de muchos años. Más de cinco, tal vez. Y hoy, de nuevo, bajo el sol matutino, la Pasionaria de nuevo volvió a mostrar esas flores, grandes, moradas, extrañas, bizarras: hermosas. Pero el cansancio, el maldito cansencio tumba a Fray Cobayo.

Pasionaria… millonaria… transicionaria… aria… la música del cambio imperceptible; la mutación de ser feo para volverse horrible.

Definitivamente, no soy un animal de trabajo. Soy tan sólo un xodido hamster gordo y perezoso que a duras penas hace girar su rueda metálica. Por hoy, es todo. Dormiré. Dormiré mientras escucho “Vuelvo al sur”, a cargo de Astor Piatzzola.
Anuncios

3 comentarios en “Extraños florecimientos bajo un sol de agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s