Desde el desván

Estándar

Macel y Pink, escurridizos. El primero no se deja escribir. La primera no se deja escribir. El segundo no quiere ser escrito. Teme a la punta filosa de la pluma. Anónimo persigue a Mateo. Siempre lo hace. Y siempre pierde. Joaquín sigue metiéndose coca hasta por el culo. Y yo, yo sólo trato de alcanzarlos y someterlos. Pero son más rápidos. Escurridisos. Dicen necesitar música. Yo los busco en silencio. Me piden cariño, yo tengo un fuete.
Todo por el pretexto de pedir. Vente en mi boca.

3 comentarios en “Desde el desván

  1. HAY DON COBAYIN,,, EL SER USTED UNA PERSONA TAN,, TAN,,, COMO DECIRLO,,,, SENTIMENTAL,,,, HACE QUE SUS SENTIMIENTOS SALGAN,,, AMARRELOS, Y LES PUEDE DAR UNA PUTIZA PARA QUE SE QUEDEN SIEMPRE AHÍ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s