Días que pasan como sudor que no se ha de beber

Estándar

Soñé con el Cualquiera. No con él. Pero era más o menos la parte central del sueño. Algo así como “Buscando a Nemo”, pero más patético. Recorría los intrincados pasillos de una preparatoria kafkiana, buscando una maldita ventanilla. Después de un buen rato la encontré. Y la voz detrás del cristal polarizado me dijo que buscara a el Cualquiera, que él tenía mis documentos…

A ciencia cierta, sigo sin entender la razón primordial de la existencia de un fenómeno tan inútil como es el sueño. Prefiero no recordarlos. Tal vez porque la mayoría son frustrantes. O porque siempre me ando matando en ellos. Ya me morí en un avionazo, ahogado, asesinado, aplastado por escombros, secuestrado por aliens (¿?), incluso de un paro cadicaco…

Fray Cobayo transita porlos días. ¿O son ellos los que pasan por él? Entre Portishead, Nirvana, Pearl Jam y Hole transcurren los días. Fiebre noventera, supone. Camina por los caminos de siempre, saluda a las personas de siempre. Hace lo mismo todos los días. Y aún no se harta del todo de este intento martírico de rutina insufrible. Aún… poco le falta al Fray Cobayo para pedir un poco de misericordia al tiempo, para rogar por un hecatombe o de menos, una sensación nueva, una droga nueva, una filia nueva… algo, alguna pasión desconocida que brote desde las entrañas y los destruya todo. A final de cuentas, Fray Cobayo es un monstruo de closet.

La onda de calor sigue azotando las noches. Las lluvias no refrescan, los baños duran muy poco. El sudor, el sudor lo es todo. y el sueño se desvanece conforme pasa la noche. Resurge por las mañanas, a la hora impía de empezar el día. Sólo es tamprano cuando se le compara con el sol. Tarde siempre llega la noche. Y dicen que faltan quince días más de este inóspito clima. Quince días más que se traducrián en dos semanas sin sueño de corrido, de ventanas abiertas y mosquitos molestos. Putos mosquitos molestos. Los odio, los odio, los odio.
Anuncios

2 comentarios en “Días que pasan como sudor que no se ha de beber

  1. mmm con el último párrafo me hizo sentir bochorno del calor, como si estuviera en una escena de película brasileña… pero allá en el DF no hace demasiado calor, ha estado el cobayo asándose con el calor de 45 grados a la sombra? con un vaso de hielo y enterrado en la tierra es pasable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s