Juventud en éxtasis revolcándose en el pantano

Estándar

Oh, oh, oh. Poco he dormido y atrapado en la biblioteca me encuentro. Ayer desvelado estuve en la “cena-baile-peda-frexa-extraña” de don Productor Ojos Claros. Oh, oh, oh, graduado de ingeniería ya és. ¡Qué desperdicio!
Como sea… poco dormí, porque tarde a la jaule llegué. Y jueves era. Tuve que marcarle a Santa. Y ring, ring, me contestó a la una de la mañana, con voz jetona y ojos desgastados. Y platicamos. Bla, bla, bla, leáse rutina, lee mis labios: naaaa.
Ahora en biblioteca atrapado me encuentro. Espero a cuentagotas la noche para irme con Santa y fumar sus polvos mágicos en papel arróz. Am I a hopleless adict? I think so. Oh my Dog! Mi inglés está de la mieeerda… miErda… MierdA… mIERDa… Mieeerrrr-dá. Oh, oh, oh, estoy un poco drogado. Y vestido muy poco fashion, por cierto. ¡Crímen capital en la Iberoamericana! Oh, oh, oh, hasta mi asesora de tesis (no por mucho…) me dice que hoy me veo ridículo. ¡Hey! Nadie me quiere, todos me odian, por eso estudio comunicacióóónes.
Níegenmelo si es mentira, pero los comunicólogos tienen una base histriónica y narcicista de la personalidad. Es decir: son odiosos. Y no es que los odie, es tan sólo que en día como hoy los detesto. Bueno, no los detesto, sólo no los tolero. Los tolero tanto como tolero los putísimos ventiladores que me están enfriando el espinazo. ¡Ciérrale que se mete el chilóóón!
Mi vida sin sentido es. No encontrar razón válida para respirar. Y sin embargo, mi colón se mueve. Tanto como mi corazoncito cuando recibo mensajitos de Jade. Mensajitos que la muy-muy ya no me manda, so pretexto de no tener crédito. ¡Claro! Cómo va a tener crédito la reinita si se la pasa todos los fines de semana en la Condesa ¡Mmfff! O sea, el cuerneado soy yo. Porque yo no puedo ponerle el cuerno con nadie. Sólo con Santa, pero pos ese ya no es cuerno, es más bien colmillo. Insisto, necesito un hombre… y con barba de preferencia. No more women in my life, please. It’s raining men, aleluya, it’s raining men! Mentira, aquí, sólo me lluve mierda. Porque la verdá sea dicha, yo quiero cambiar, porque soy rebelde porque el mundo me hizo así, y porque me la paso escuchando canciones de la setentera Janett ¿Alguién se acuerda de ella? Era la que cantaba la de ¿por qué te vas? ¿sí, sí, sí, recuerda, recuerda? ¿Verdá que no es alucine mío? ¡Ella existía! y dedicare mi vida a encontrar una foto suya y subirla a esta bausra de blog. ¡Oh sí! A eso me dedicaré… a eso y a quitárme de encima a mi asesora de tesis… buaaaa… no es que la odie, es que yo quiero a otro… exigo a don educador con posgrado en sociología para que diriga mi tesis… ¡Lo exigo!… grrr… no más psicologisismos. I hate Freud. Long live to Levis Strauss! La sociología ruleeees. Ash, ya, no más. Uy, uy, uy, ya me tengo que ir a seguir leyendo tesis. ¡Qué emoción! Así que me laaargo (¿Alargo?) Mf… en fin… Yoooo soy rebelde porque el mundo me hizo así, castigado en un mundo sin coooolor… ¡Janett, sal de mi cabezaaaaa!

Anuncios

Un comentario en “Juventud en éxtasis revolcándose en el pantano

  1. Mejor levantese, compre un café en Starbucks junto con el Milenio diario, sientese en pantuflas enmedio de paseo de la reforma y aviente pedazos de Matzo a los transeuntes[Eso sigue siendo diez veces mejor a leer a Carlos Cuahutemoc Sanchez]Y corrija su actitud literaria, deje de leer también a Miguel Angel cornejo y comprese un b uen libro[Aunque tenga dibujos de vaqueros]Saludos cobayo en extasis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s