Entre la distímia y una Gloria desnuda

Estándar

No participé en los centros de acopio para los damnificados por “Stan”. Creo que debajo de esta descomunal panza existe un gran agujero negro. No asistí a los eventos relacionados a la matanza del 68. Uno que duele cerca del pecho. No he abierto un libro en más de una semana. Siempre creí que podría compensar esos defectos. No preparé la clase del martes. Ahora descumbro que la compensación es pura pose. No soy atractivo. Y la balanza se desequilibra nuevamente. No soy feo.

O sea wey, es que tú no sabes, o sea, cero qué ver ¿eh? Porque no es que yo sea pretenciosa, o sea, ¡para nada! Peor ya ves, las moscasmuertas nomás hablan mal de una, porque como que te tienen envidia ¿no? como que te proyectan todo lo que no els gusta ¿no? Porque o sea, sí, soy reputa y rezorra, ¿para qué lo niego? Sí, lo soy ¿y qué? Si no te gusta, pues o sea, como que no te importa ¿no? Pero esas viejas ahí están ¿no? Como chingando todo el tiempo, así horrible. Porque nomás te andan vigilando, así, mal, ¿no? Por ejemplo, en el antro nomás te andan viendo, que si te agarraste a los besos con uno, que si tal te invitó algo, que si tu vestido esto, que si tus tacones lo otro. O sea, no viven, no se ven. Sólo te ven a tí ¿no? Y no se dan cuenta de que ellas a parte de zorras y putas son pendejas. Porque o sea, yo no encesito ponerme bien peda para ligarme un wey y ponerle duro y sabroso. Yo a lo que voy ¿no? Porque o sea, como que es más sano ¿no? No que ellas, muy monjitas, muy santas, pero con dos chelas ya están bien pedas y bialando sobre la mesa. Pero eso sí, en Veracruz o en Acapulco, porque las muy gatas en Puebla o sea, nada que ver. Aquí hasta parecen vírgenes ¿no? así de altar, estampita y toda la cosa ¿no? Muy puritanas, o sea, no sé, muy ellas ¿no? Pero a penas salen de la ciudad y ya están puteando que dan miedo ¿no? Porque acaban cogiendo con cualquier lanchero que les tira la onda ¿no? Así, mal, mal, muy mal. Por eso Cobayo, si me pregunta si soy una puta, pues digo que sí. ¿Para qué ocultarlo? Mejor que digan bien vivida que bien pendeja. ¿O tú qué crees?


Escucho a Gloria lejana que me habla; no le presto atención. No me se vestir correctamente. La escucho como escucharía a cualquiera; la distimia siempre gana. No sé manejar. Y sólo muevo la cabeza; le pregunto si lo puedo subir al blog. No tengo un atractivo en especial. Y me responde que no hay problema. No tengo nada interesante que decir.
Anuncios

3 comentarios en “Entre la distímia y una Gloria desnuda

  1. Mal de bloggero. La jodida incertidumbre mina todas nuestras fuerzas. Ya no echen más leña al fuego: ya huele a chamuscada… Lass uns bitte grillen, o bien, en imperfecto castellano: hagamos una carne asada.Si le consuela, le diré que siempre he pensado que están archirequeterecontrachulos el Cobayito del Monte que tiene por perfil y el individuo que aparece en la foto del fondo de su blog (Ismael, infiero).Con saludos alarmados de alguien que recién inaugura la enajenación en su cerebro (vivan los neurotransmisores forever!)Medea, la que se empieza a clavar por alguien

  2. te dije que era media prosti cobyín…pero sin la sal en la sopa…pues como que la vida no sabría igual. Ah! por favor necesito que entres a mi blog y sugieras un nuevo nombre para tu marino servidor, gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s