Cita con el hastío

Estándar

El cerebro medio seco y las obligaciones guardadas en un cajón. Síndrome de finales de semestre aunado a la hueva pre-titulación. Mucha mota en los alrededores. También el acohol florece. Supongo que son las frutas de la estación. Empieza a hacer frío; ya saqué los suéteres tipo Cesar Costa y las chamarras proletarias de todos los años. Debería ponerme a trabajar en la tesis… Ajá, sí, cómo no.
Me preparo para salir de casa. Ya casi es medio día. No me acostumbro al horario que no es de verano. Y tengo hueva de existir. Me tomo mis Flores de Bach. Y me me me pongo mis jeans (reminicencia del tipo Cabaré-tito). Se me antoja botar la carrera. Peligrosa ideación. Pongo un poco de música. Nada pasa. Reviso debajo de la cama. Sólo hay polvo. No encuentro mi tenis derechos. ¿Me lo habré comido? Fumo otro cigarro. Carajo, ya son demasiados. Escribo un mail sin sentido a un perfecto desconocido. Respuestas poco interesantes. Busco en la ropa sucia algo que ponerme. Todo apesta a mota, alcohol y cigarro. ¿Me bañaré hoy? No lo creo. Bueno, tal vez sí. No tengo nada mejor que hacer.
Anuncios

2 comentarios en “Cita con el hastío

  1. báñeseeeeee!!!!!! lave la ropa, abra las ventanas, respire aire fresco, genere ganas de vivir. y si no lo logra, pues dese animos pa darse un tiro. pero vaya primero a cenar, beber, disfrutar.saludis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s