Del arte de regalar cualquier cosa

Estándar

¡Ah� está! // Cortes�a de la revista DUDA“En realidad, no se resignaba nunca a comprar nada de que no se pudiera sacar un provecho intelectual, sobre todo ese que nos procuran las cosas bonitas al enseñarnos a ir a buscar nuestros placeres en otra cosa que en las satisfacciones del bienestar y la vanidad. Hasta cuando tenía que hacer un regalo de los llamados útiles, un sillón, unos cubiertos, o un bastón, los buscaba en tiendas de objetos antiguos, como si, habiendo perdido su carácter de utilidad con el prolongado desuso, parecieran ya más aptos para contarnos cosas de la vida de antaño que para servir a nuestras necesidades de la vida actual”.

Marcel Proust // Por el camino de Swan, en busca del tiempo perdido.

Siempre regalar algo me produce dolores de cabeza. Y no, no es que me cueste desprenderme de las cosas, es tan sólo que soy muy quisquilloso para lo que regalo. Siempre procuro que sea, para empezar, inútil. Después -y no menos importante-que sea barato. Y finalmente (y si se puede) que sea del total agrado de la persona a quien va dirigido. Comprar para mí, entonces, es un maratón de tienda en tienda, comparando precios, revisando antiguedades y puliendo basureros.

Anuncios

6 comentarios en “Del arte de regalar cualquier cosa

  1. liebre

    Quizá sea cosa de análisis psicológico… pero yo siempre tiendo a regalar CAJAS…. no sé… siempre las concidero útiles…
    Pero después de tantos años uno piensa “¿CAJAS?” eso sí que es inútil.

  2. regalos… creo q lo mas original q he regalado en mi vida fue una brújula…. el regalo q di hace unos días fue una tanga roja de mafalda que resultó un éxito…el mejor regalo q he recibido.. mis amig@s definitivamente!

  3. Curiosa esta cosa de cambiar su blog…
    Creo que me gustaba el anterior, la verdad me encanta Cortázar, pero para eso tengo su colección completita…
    Por fin una palabras desde tus manos.
    De pronto el silencio.
    De pronto esa extraña colmena se posa sobre la tinta.

  4. Yo también acostumbro regalar cosas inútiles, como artesanía no funcional. Así uno no se preocupa de que termine la vida útil del objeto y que en un futuro no muy lejano vaya a la basura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s