De los viajes II

Estándar

¡Ah� está! // Cortes�a de la revista DUDA[post sin acentos, ni enies, debido al fucki’n teclado gringo]

Que maravilla son estos bares con conexion a internet gratuita. Es lo minimo necesario por un tequila a cuarenta pesos y un cover de cincuenta pesos; algo mas que los poblanos deberian aprender de los tapatios. Es mi sexto dia de viaje, y aunque Guadalajara ya no me parecio tan alucinante -como la ultima vez-, no puedo negar que me siento bastante comodo con mi estancia en Jalisco. Los interjesuiticos… muy cansados, un poco aburridos, pero a final de cuentasun excelente pretexto para viajar hasta estas latitudes con los gastos pagados por la Ibero. Regresando a la realidad. Me encuentro en un bar bastante burgues, repleto de gringos madurones y una cantante que coverea -con buena voz, hasta eso- viejas canciones norteamericanas; insisto, nada mal por $50 pesos de cover. Como buen nionio, traje unos cuantos libros del trabajo conmigo (sobre genero, sexualidad y sociologia). Confieso que hasta ahora solo he leido y subrayado unas cuantas hojas, pero maniana, bajo el sol tapatio y frente al mar, me prometo a mi mismo darle una buena estudiada. No he escrito mucho, a lo sumo unas cuantas paginas de mi libreta negra. Pero me la he pasado bien. No solo he pensado muchas cosas, sino tambien recordado. Hace poco mas de 8 anios estuve por estos lares. Todavia creiamos ser una familia. Y me da cierta nostalgia por esos viajes que mis padres nos pagaban todo; bebidas en la playa, restaurantes caros, atracciones turisticas, algun juguete… buenos tiempos; al menos lo vacacionales. Soliamos viajar mucho. Conoci gran parte del pais en esos viajes. Y ahora parece que me dedico a recorrer esos lugares nebulosos en mi memoria. Las playas ya no son tan grandes, ni el calor tan insoportable y a los monumetos les falta ese cierto dejo de pesadez que todo escuincle le achaca bajo la presmisa de “todo el tiempo que no este en la playa, es tiempo perdido”. Ese solia ser yo. Ahora a duras penas me meto al mar. Al igual que Santa, lo miro a una prudente distancia, y paso el dia entero mirandolo y perdiendome en los renglones de algun libro. Porcayo dice que es pesimo escribir con gerundios, que delata la pobre calidad de un escritor. Creo que soy adicto a ellos. Por lo pronto la noche para mi esta terminando. Es hora de regresar al hotel y dormir un poco.

Anuncios

Un comentario en “De los viajes II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s