De fragmentos

Estándar

Fragmento 1:
Hay una hora, justo en el epicentro del insomnio, en la que todo es más claro. La realidad cobra un matiz distinto -azulado tal vez-, y se vuelve tan discernible que da un poco de miedo.

Fragmento 2:
La palabra persuasión es demasiado voluptuosa. Con ese respirito que sale deja a las demás palabras fuera de combate. De todas, es la que se viste en terciopelo rojo. Persuasión. Con su “s” doble, tan redondas y curvilíneas. Tiene todo el erotismo que “tentación” -tan escualida, ella- no tiene. Persuasión es demasiado ella, un ella en toda la extensión de la palabra.

Fragmento 3:
Del trabajo a la casa, y en la casa el trabajo. No sobre mucho tiempo para pensar la situación. A lo sumo puedo describirla: de la casa al trabajo, y en la casa el trabajo. No emitamos juicios, asì las cosas están bien.

Anuncios

Un comentario en “De fragmentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s