De la fama

Est谩ndar

Abduccion2 // Cortes胊 de la Revista DUDA“-Ya no hay nadie famoso, Laney. 驴No te has dado cuenta?
-No
-Quiero decir realmente famoso. Ya no queda mucha fama, no en el sentido de antes. No la suficiente para ir por el mundo.”

IDORU // William Gibson

Realmente no s茅 qu茅 le ve mi prima a Paris Hilton. No s贸lo la admira, intenta ser como ella.聽Prop贸sito predestinado al fracaso, obviamente, pero no por ello menos deleznable.聽A ciencia cierta no s茅 c贸mo es que se volvi贸 famosa. Lo 煤nico que s茅 es que ahora posee perfumes,聽canta y le pagan por asistir a fiestas. Adem谩s, creo, es la heredera de la cadena de聽hoteles Hilton. Pero sigo sin entender el porqu茅 de su fulgor, de su im谩n para las adolescentes en pleno subeybaja hormonal. No quiero caer en la tesis reduccionista de que el adolescente es un ser confundido y sin criterio, porque realmente no creo que as铆 sea la realidad. Por eso creo que debe tener un algo, representar a alg煤n arquetipo mental, o yo que s茅. Hay algo de enfermizo en la fama, y tambi茅n algo de enfermizo en Paris Hilton. Y, por ende, algo de enfermizo en mi prima. Maybe the stars ar blind

Anuncios

De las drogas y el deporte

Est谩ndar

Me encontraba tumbado frente al televisor esperando alguna epifan铆a en technicolor, cuando en el noticiero de la noche pasaron una nota en la que nuestro -horror- presidente electo declaraba que mandar铆a construir m谩s 谩reas deportivas para alejar a los j贸venes de las drogas… me hizo recordar c贸mo nos pon铆amos hasta el huevo de pachecos para jugar futbol o basquetbol. No hay nada como drogarse y practicar deporte… claro, y alimentarse sanamente.