Fragmentos que cualquiera pudo haber escrito

Estándar

I

 

Teresa;

regalo dado sin haberlo pedido,

oración antes de dormir,

hot cakes para desayunar.

 

Cuánto ha cambiado mi vida desde que te fuiste…

cuánto ha permanecido igual.

 

II

 

Ahora tengo miedo de dormir;

le tengo miedo a la oscuridad.

 

Y sin embargo, duermo

–aterrado–

por la posibilidad de despertar.

 

III

 

He perdido tanto,

que ya no sé qué más me puedan quitar.

 

            No me queda nada por perder,

            pero tampoco por ganar.

 

                                   Tanto he perdido…

                                   tantas veces he perdido…

                                   que ya no quiero ganar.

 

IV

 

Veo hombres pasar.

Y en el mirar,

pierdo

            poco a poco

                                   la esperanza

                                   de dejarlos

                                   ver pasar.

Anuncios

Un comentario en “Fragmentos que cualquiera pudo haber escrito

  1. Teresa;

    regalo dado sin haberlo pedido…

    por un momento pensé que usted también tenía una gata llamada Teresa que le había regalado su novio sin haberlo consultado siquiera sobre la posibilidad de mantener y ocuparse de dos boquitas más que mantener, viéndose obligado (más por amor a los gatos que al otro animal) a bautizarlas con un nombre lindo y a esperar que el próximo año el regalo sea algo más práctico…

    bueno sí, me proyecté…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s