De la duda

Estándar

Dudar de la razón no lleva a puerto seguro, pero me siento en mi completo derecho a dudar de ella. Todo esto viene a cuento por mis pretenciones suicidas de pensar que la verdad existe, pero que es posible que sea incognoscible para nosotros. Dudar de la razón es echar por tierra todos los avances (término, posiblemente, inexacto) de la filosofía y la ciencia. Sin la molesta razón, nos aguarda la fe. Y tal vez la verdad se oculte detrás de ella. Creer en algo y esperar a que, por azar, sea verdadero. Si la verdad, como dudo, es incognoscible, qué podemos esperar de un dios que esconde bajo llave las medicinas de un niño enfermo (claro, en el caso que exista). Puedo dudar de todo, e incluso de que dudo (pues dudo de la lóigica), pero no por ello llego a una respuesta satisfactoria. El vicio nihilista me persigue y no creo poder desprenderme tan facilmente de él. Pero bueno, poco importa cuando hay cosas -espurias- por hacer y la vida parece girar en torno a ellas.

Anuncios

2 comentarios en “De la duda

  1. marco

    dudas d q dudas??
    en esta posmodernidad donde estamos envueltos puedo aceptar q dudes de todo (incluso de la logica, aunque tendrias q demostrarlo), pero dudar q dudas!?!? entonces que?? no existes?? jaja lee a Descartes, su discurso del metodo, es un poco nihilista (aunque todavia no existiera el nihilismo) pero al menos no duda de q duda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s