Calaveras y diablitos

Estándar

Calaveras y diablitos
Originally uploaded by Cobayo.

Darle al centro un pequeño aire de Sodoma no es fácil; sin embargo, ella lo consigue. Basta sentarse en un café, asaltar una banca del zócalo o, incluso -por qué no-, ocultarse detrás del neón. Con ella basta. Y no, no se me juzgue tan rápido: no estoy enamorado. Aunque podría estarlo: ella hace del sexo un verbo, y lo conjuga, lo con-juega (yo sexo, tú sexas…); todo es lúdico a su lado.

Fuera de ella no he encontrado otra lesbiana que disfrute tanto hacerle sexo oral a un taxista en un despoblado. Ni a ninguna que cave un hoyo en su jardín para enterrarse viva. Vamos, que ninguna otra lesbiana disfruta tanto a un hombre. Y no -ella lo dice-, no es bisexual: sólo juega… homo-ludus-lesbians.

Imposible transcribir cómo transcurre una noche a su lado. Y no sólo imposible, también inescesario. Porque de qué sirve narrar, cuando su sola risa destruye babeles, cuando con una mirada desnuda transeuntes, cuando con una impertinencia me enrojece.

Sólo puedo decir que es la dama de los viernes; la dama más sucia que conozco.

Anuncios

Un comentario en “Calaveras y diablitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s