Estándar

I

Desde que era un crío me han venido diciendo que el mundo está agonizando, que todo (la economía, la política, la moral ¡la moral!), que todo va para mal. Me han advertido que el mundo es decadente, que el hombre cada día se asemeja más a sus compatriotas animales, que este mundo no es para mí ni para mis compañeros de cuna (jóvenes con valores (?), clasemedieros y católicos), ¡Juventud, divino tesoro!… Tanto la derecha como la izquierda (por distintas e iguales razones) han señalado coléricos a Norteamérica y Europa como fuentes de podredumbre y veneno para nuestras almas de buen salvaje (Dios te guarde, América Latina). El mundo -dicen- está mal, -recalcan- mal, -rematan- muy mal.

II

Ahora, que son las siete de la mañana y tengo frío, mi vida entera parece más que un sueño, una alucinación hipnagógica.

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s