Estándar

I

Las últimas semanas han sido un continuo rodar sobre el empedrado; un caer de barril cuesta abajo sobre enfermedades, retrasos, olvidos y corajes innecesarios. Ignoro con qué tropecé y en qué momento perdí el control del rodar, pero parece que hoy el impulso de la inercia menguó, dejándome atropellado y de cara al piso. Me pregunto si acaso metí las manos…

II

Puebla apenas es un recuerdo de días mejores >> Camino al trabajo, al pasar por la calle donde vivía Ana, pensé que yo no era yo, sino Juan Preciado. La idea me ensombreció, pero también me hizo sonreír. Por mucho, Pedro Páramo es uno de mis libros favoritos. Puebla es un recuerdo, donde apenas viven unas cuantas personas entre la neblina y los fantasmas. Yo -en caso de seguir vivo- dentro de poco me iré. ¿Ell_s por qué no se van?

III

Qué cosa más curiosa es ver la televisión estando desnudos. Miramos videos viejos en VH1 y después nos dormirmos involuntariamente. Fue una noche linda.

IV

Me gusta la palabra frivolidad. Frivolidad, frivolidad, frivolidad. ¿Linda, no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s