Empezar de cero y en ceros

Estándar

Comenzar no es fácil. No importa de qué se trate, para mí, siempre resulta difícil. Todo parece indicar que conforme la vida avanza, empezar algo nuevo se torna más complicado. Uno -aún siendo joven- se vuelve viejo, se hace a sus propias mañas, a sus ritmos. Cambiarlo todo de la noche a la mañana se vuelve una verdadera mentada de madre. Sin embargo ya estoy aquí, cambiándolo todo, empezando de nuevo, sintiéndome otra vez novato a mis casi treinta años. Y si debo ser honesto, no ha sido tan malo.

Anuncios

3 comentarios en “Empezar de cero y en ceros

  1. Santa

    Amado y amante mío, comenzar, recomenzar y/o continuar generalmente llega sin previo aviso aunque se crea que uno es quien decide… a fin de cuentas solo sucede y nos enfrenta a una nueva versión de nosotros mismos, nos modifica, nos redibuja el presente y cuelga entre pinzas el futuro, solo desparrame la esperanza sobre el tablero y agudice el ingenio, y asi con lo puesto comience a andar el camino del paisaje incierto pero colorido, ese que en cualquier esquina puede regalarle un pasaporte a una emoción nueva que le cambie el nombre a la rutina. Mis mejores deseos, Lo amo. SANTA.

  2. Katya Rubia Mil

    Empezar de ceros y en ceros nunca es fácil. Yo opino que mejor te regreses con los pipopes que tanto te quieren y a los que tú amas con locura. Ok no. Son sólo intentos vanos por retener a un tipo genial. Maldito pueblo camotero del que escapas, ahora ¿quién podrá ayudarme? Snif. (Claro, todo lo escrito no es más que mi ego desbordado preocupado por tu ausencia y así, tipo ipseidad, goei).

  3. @Santa: Sabes que me cuesta desdecirte, porque tienes esa mala costumbre de siempre decir la verdad. Justo ayer había pensado eso que dices, que aunque parece una salida planeada, en realidad fue obra del azar/destino. Sea como sea, ya estoy acá, tratando de agudizar el ingenio y abriendo bien los ojos a las oportunidades. Mira que hay varias cerca. Ya escribiré pronto de ellas. Te mando besos y cariños; a ti a la pequeña vampiresa ¿Ya pasó a sexto, verdad? ¡Cómo crecen! Salúdamela mucho. Te quiero y te extraño, espero verte pronto.

    @Katita: Snif. Mira que sí duele dejar el pueblo camotero atrás, con todo y que ganas de poner unas cuantas bombas estratégicas no faltan. Caray que a veces sí me tomo muy en serio aquello de que el problema de Puebla son los poblanos. Pero, meh, mira, mejor yo así, súper Dalay y toda la cosa, que aquí los compatriotas chilangos también tienen lo suyito; un suyito muy desagradable. Pero bueno, creo que más bien estoy peleado con el mundo y lo mío no tiene más remedio que aplicar la de los pingüinos de Madagascar: “Gorditos y bonitos” y así, dejarlos pasar a todos. Pronto iré a Puebla y nos embriagaremos (pinky promise, goeeei). Un besote lleno de ipseidad. Cuídate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s