Antropología Chilanga: Famila A, o especies Posonas

Estándar

Volver nunca es fácil. Como reza el viejo adagio: quien se fue a la villa, perdió su silla. Hace 10 años era relativamente fácil ubicarse en el panorama subcultural del DF. Vestías de negro, eras Dark; te gustaba el Metal, eras metalero; la rebajas de Zara te enloquecían, era fresa. Y ya, no había más.

Si no encajabas en este breve panorama, eras un equis cualquiera. Poco importaba si te gustaba el ánime, la filosofía o masturbar a tu abuelita: eras un equis. Pero ahora, 10 años después, encontrar tu lugar en esta nueva sociedad estratificada es todo un dolor de cabeza. Las distintas subculturas evolucionaron -cual pokemones- en nuevas y ceñidas modas juveniles que todavía no alcanzan a la provincia más próxima.

En esta primer entrega de antropología chilanga -y gracias a la magia de Adobe Illustrator-, os presento la primer familia de nuevas subculturas: La familia A, o familia de especies “Posonas”, integradas por los Hipsters, los Emos, PeeWees, Modernas, Fashonistas y Fresas.

El elemento característico de esta primera familia es su propensión a la escenocidad, traducida como un “mírame-mírame” que tiene dos funciones vitales esenciales: la supervivencia social a través de la distinción vía estatus y el apareamientos (especialmente en el caso de las Modernas).

Esta familia es tanto diurna como nocturna, y es común encontrarlas en grupos poco estratificados (tribus gregarias, que les llaman). Su acceso a las nuevas tecnologías de la comunicación es variado y sectorial (mientras los hipsters dominan el ahora reducido mundo de los blogs y el twitter, los emos aún dominan las ruinas de sitios como metroflog y Hi5; las modernas, por su parte están en todos lados).

En el mundo off line es común encontrar a los especímenes de esta familia en centros comerciales y plazas públicas. De hecho, cualquier lugar que permita su observación directa por las demás especies es bien recibido por ellos. De ahí que en esta primera clasificación (susceptible de errores, lo sé) se encuentren alineados por rasgos de vestimenta y capacidad intelectual. Para esta familia el look lo es todo, y básicamente es la base de sus criterios de socialización y cohesión al interior del grupo.

Cualquier comentario que enriquzca esta clasificación (o empobrezca mi autoestima) será bien recibido. Por mi parte, salgo a explorar el inquietante mundo urbano. ¡Se leen!

Anuncios

4 comentarios en “Antropología Chilanga: Famila A, o especies Posonas

  1. Katya rubia mil

    ¿O sea es así como rubias de la iburro pero en versión jungla de asfalto? We, que super elaborado es esto ¿no? ¿Y los que decimos tipo hueva mil y así dónde quedamos? Digo, no es por intrigar, pero a mí cero que me influyan las marcas, los pantalones entubados y los colores pastel, ¿entonces estoy out? Noooo, deja me corto las venas con mi american express y así, we.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s