Reseña de la cinta: Sé dónde frilanceaste el verano pasado.

Estándar

La cartelera cinematográfica de otoño aún no ha llegado y ya está levantando expectativas entre el público cinéfilo. De los estrenos preparados para la temporada destaca por su propuesta de tintes surrealistas la opera prima de Epicuro Sánchez, un joven cineasta mexicano que apuesta por los géneros híbridos a través de mezclar la comedia de situaciones con el drama y el cine de terror. En Sé dónde frilanceaste el verano pasado seremos partícipes de cómo la vida de tres jóvenes ingenuos y aspiracionales se verá trastocada al grado de locura a partir de la decisión ingenua de trabajar en una revista que es todo, menos profesional.

Marimi, Lado e Ismale (los tres protagonistas en desgracia) deberán no sólo enfrentarse a Murriana, una asesina serial de ultratumba que resulta ser su poco profesional jefa, sino también deberán escapar de sus llamadas telefónicas a horas inapropiadas y de larga distancia que consumirán el poco saldo que tienen disponible en sus celulares. Murriana,  les asignarán tareas aburridas y mal pagadas como estudios de mercado, que poco o nada tienen qué ver con lo que quieren hacer (o siquiera con su formación académica), y no sólo eso: en muchas ocasiones ni siquiera les pagarán porque “se perdió el dinero”. Tal y como reza el slogan de la cinta: “Renunciar no es suficiente. Ella siempre te encontrará”.

Esta apuesta cinematográfica ha recibido dos Diego Lunas en el FICCED (Festival Internacional de Cine y Competencia de Escupida a Distancia del Estado de Tabasco), tres palmas de domingo de ramos en el Utilísima People Choice Awards y un Oso Mañoso en el Festival de Génova (esquina con Niza, en la Zona Rosa del DF). Ésta es una opción fresca y revitalizadora que seguramente dejará satisfechos a todos los cinéfilos del país.

Anuncios

2 comentarios en “Reseña de la cinta: Sé dónde frilanceaste el verano pasado.

  1. Katya rubia mil

    Ardo en deseos de verla, será una película estupenda. Yo apuesto por un final tipo Cortázar, goooeeeeiiii, que se salgan de la casa tomada y se tiren por el balcón con todo y conejitos, así, bien padre.

    • Me temo que el final no fue nada cortaziano, querida rubia. Al contrario, el tipo que vomitaba conejitos mandó un mail bien lambehuevos (me gusta cómo suena: “lamber”) para no perder su minita de piuter frilancera. Dios tenga misericordia de estos jóvenes directores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s