Electric Brain Coil

Estándar

Hay cosas de las que es mejor no hablar. No sé si lo sepas, pero guardar silencio puede ser tan difícil como elegir las palabras correctas (mis cajones siempre tienen calcetines revueltos). Y (déjame continuar, sabes que ésta es mi perorata) si existe una retórica de las lágrimas, también hay una -perdón, Sor Juana- del silencio. Te digo, hay cosas que es mejor callar; no porque sean malas, o impúdicas, o tabús cotidianos, sino porque… porque callar las razones es tan necesario como silenciar los hechos // Simplemente no lo sé, pero quiero creer que tú también has tenido de estos sueños. Sueños en los que estás acostado sobre el pasto (¿césped, acaso? En los sueños todo tiene otro nombre; nombres con acentos que por lo general no utilizas, pero eso es otro rollo mío). Como sea, sé que has tenido de esos sueños de otoño, donde sabes que hace frío pero no lo sientes; donde ves el cielo y el cielo es de verano; donde una día es una vida; donde la vida es mejor. Sí, sé que has tenido de esos sueños -dime, por favor, que sí los has tenido- donde alguien a tu lado se aproxima con la misma naturalidad con que fluyen las palabras; donde dices cosas que nunca has dicho a otros (o que si las has dicho antes, nunca significaron tanto). Sí, uno de esos sueños donde te fijas en cosas que por lo general no percibes: las nervaduras de una hoja al ponerla contra el sol; el calor que despide otro cuerpo humano, lo húmeda que es la hierba y lo poco que importa realmente, donde entre resquicios se cuela música de antes, de otras personas (¡sí, esa aria! esa aria que escuchaste la primera vez que fuiste a la ópera…), donde una punta de pasto es una ceja, donde de la nada brota un beso inesperado. Sí, sé que has tenido de esos sueños. Pero a diferencia tuya, hoy salí de él caminando.

Era un sueño raro, extrañísimo. Niños utilizaban lentes para ver lo que no existía pero ahí estaba, acariciaban perros que se perdían al otro lado (pastores alemanes, perdidos, en la memoria; y conejos, pero ese es nuestro secreto, no importa). Era un sueño de realidad aumentada, de gafas que te decían dónde quedaban los cajeros automáticos y en el antro te relataban el historial sexual de los usuarios. Eran gafas que mostraban un mundo sobre este mundo, un mundo mejor. (Sí, mañana habrá resaca: mucha nostalgia). Y en ese mundo sólo había lugar para dos. No sé si sepas cuánto duran esos sueños. Si lo sabes, dímelo, porque no sé si me salí antes de tiempo. Un camión me llevó lejos y caminé por esa calle que, irónicamente, se llama Tezozomoc. Y había neblina, una neblina densa, neblina que no sé si sepas, pero sólo existe cuando la realidad se ha fragmentado. Caminé. Y de ese mundo -sueño, era un sueño, aunque también redondo y perfecto- salí caminando al doblar la esquina en la vieja escuela. Estuve de nuevo aquí, desde donde escribo: el tren ligero pasaba zumbante, los coches no se detenían, hacía frío y yo había salido caminando de mi sueño.

// Por eso, mejor me callo cosas; y no pienso. Sólo puedo decirte que Santa nos corría de su cocina cuando horneaba un pastel, porque sabía que nuestras palabras eran densas y pesadas. Te puedo decir que tampoco nos dejaba llorar mientras cocinaba, porque entonces las pastas se salaban y la carne no se cocía por dentro. Por eso ahora yo mejor me callo, porque no lo sabes, pero yo le tengo miedo a mis palabras; porque mis palabras derrumban puentes y ciudades, porque estropean con su peso de realidad las cosas. Por eso mejor callo. // ¿Si me levanto los lentes, seguirás ahí? Porque si he de serte sincero, no sé serás realidad virtual o realidad aumentada. Como siempre, todo pasa en mi cabeza. // Por eso, hoy, callemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s