Post 1019

Estándar

A principios de la década todos teníamos un blog. Hicimos amigos, formamos parejas e incluso nos ganamos unos buenos acostones gracias a nuestras cándidas crónicas cotidianas. La mayoría escribía desde sí y, al menos en un principio, para sí; pocos eran los blogs “especializados”, y a las grandes firmas y agencias de noticias poco les importaba. Sin embargo, ahora, a unos meses de terminar la primera y convulsa década del nuevo milenio las cosas han cambiado. Las bitácoras personales son aves raras, perdidas en los entresijos de los buscadores y a las que uno llega por error y sale casi pidiendo disculpas. La “nueva onda” es mantener un blog de actualidad, posteando regularmete y contenidos relevantes para un sector sumamente específico del mercado. Sí, los blog ahora se supone hacen dinero. Basta ver algunos ejemplos, como Vivir México, ALT1040 y anexos de la firma española Hipertextual, que, más que producir contenido, más que hacer periodismo, lo único que hacen es “contarnos” lo que se publicó en otros sitios. Claro, en ese “contar” hay todo un arte: opiniones inflamantes, juegos de ironía y vocabulario de experto. Su función es reunir, elegir y simplificar aquello que nosotros podríamos haber buscado si tuviéramos tiempo, ganas y una motivación que nos sacara del Farmville.

Soy un viejito rancio y raboverde que extraña esos viejos tiempos anticuados en que uno leía chabacanerías inútiles, chaquetas mentales y amores frustrados. Esos tiempos en que las personas dedicaban una parte de su día a simplemente sentarse y sistematizar su experiencia; a revivir detalles mórbidos y inflamarnos con sus relatos de amor secretarial. Hace tanto ya de eso… pero bueno, aún hay unos cuantos blogs y unos cuantos blogueros. Y lectores, sobre todo lectores que siguen interesándose por lo que alguien que no tiene nada qué decir puede decir. Supongo que esta es mi distímica manera de agradecer que aún por ahí alguien me siga leyendo. Buena noche.

Anuncios

4 comentarios en “Post 1019

  1. Katya rubia mil

    Te equivocas, yo nunca tuve, tengo (y parece que ni tendré) bló, así que el primer enunciado a todas luces es una falacia… ahora que para el mensaje ni siquiera importa, pero algo tenía que discutir ¿no?
    Yo sigo poquísimos blogs (3, jaja) porque me dan hueva mil los que se sienten tipo líder de opinión, “hartistas” o, peor aún, beibiyisus.
    Pero este ciber rincón del mundo es especial, te leo y me imagino al Cobayo por el mundo y esas cosas que comentas, aunque sea puro melodrama televiso, lo escribes ameno y me gusta, es más, cuando tardas (tres días, gooooeeii, es mucho tiempo ¬¬) en sacar comentarios me pongo como adicto en abstinencia.
    Así las cosas, gracias a ti por seguir escribiendo y haciendo etiquetas tan chingonas, jaja.
    :*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s