Patronus

Estándar

 

Nunca falta el gandalla, que pone en evidencia lo idiota que eres. Y no, a pesar de que fui a la premiere de la última cinta de Harry Potter, ni fui disfrazado, ni aplaudí al final, ni hice un listado sabihondo de todas las diferencias entre el libro y la película. Pero tampoco puedo engañarlos: sí me emocioné y, como es costumbre, también me decepcioné. Definitivamente la primera parte de la última entrega fue –por mucho– una de las mejores de la saga; y esta última… creo que puntea muy por debajo de la trilogía de Narnia (y esas sí, para que vean, aparte de inspiración cristiana, malas).

Sorprendente que tanta gente de mi edad –e incluso mayores– tengamos esa especie de fascinación por una saga de películas y libros que, sinceramente, no aporta nada nuevo. A lo sumo –y eso le debe reconocer todos los haters— están bien llevadas y bien construidas. Y sólo “bien”; ni excelentemente, ni nada: bien (a secas). Y bueno, no podía dejar pasar esta idea que me daba vueltas la cabeza: el patronus es una metáfora de la eyaculación. Digo, eso de “piensa en los momentos felices y libera tu fuerza interior” me suena a orgasmo y consecuente emisión de líquidos corporales. Además, está el aspecto de que, en cierta forma, es una especie de firma, de huella digital: como el ADN. Ustedes unan sus cabos y díganme cuál es su patronus.

 

II

Lo sé, he sido mal bloguero. En todos lado lo ponen cual pegatina de autosuperación personal: “la constancia y regularidad de publicaciones lo es todo”. Pero de nuevo la vida ha hecho de las suyas y se me ha plantado enfrente con sus obligaciones, deberes y necesidades; hay que ganarse el pan de cada día y, a pesar de que ya quiero comenzar formalmente el proyecto de tesis, es un verdadero desmadre esto de no tener talento alguno para dibujar a lapiz y papel. Ni sentido de la estética. Ni potencia argumental. Ni cuenta en Cam4. Como sea, sigo dándole al proyectito y por mientras sólo habrá viñetas y más viñetas, tan ridículas como yo. No se rían fuerte, que hasta acá escucho sus burlas. #MeazotocomoelCobayo

 

III

Hay un post en el tintero que ya no sé si vaya a escribir en este sitio. Incluye escenas sexuales de índole caligulesca y, aunque divertido, me expone bastante. Por el momento sólo diré que este fin de semana fue la-lo-cu-ra y que conocí una de esas facetas del DF que o te hacen salir corriendo o te hacen amarlo. Y creo que ustedes –en mi caso– saben cuál es la respuesta. Estoy absoluta y perdidamente enamorado de esta pinche ciudad . Caray, que no me canso de verla, de recorrerla y seguir haciendo estupideces idénticas a cuando tenía 13 años. Pero no importa. Sigo teniendo 13 años y a todos eso nos queda claro.

 

IV

Sigo experimentando con tamaños, resoluciones y esas cosas que cualquier diseñador gráfico sabe y que yo no. Comentarios, sugerencias y fotografías de ustedes desnudos o desnudas son bien recibidas.

Anuncios

6 comentarios en “Patronus

  1. 1. Del patronus como eyaculación: yo también lo pensé, pero me reprimí porque luego dicen que soy una pervertida.
    2. “Ni cuenta en Cam4, jajaja, no mames. Además no se trata de cantidad, digo yo.
    3. D: ¡Quiero saberlo TO-DO!
    4. Cuando te mando fotos en las que salgo desnuda nomás dices “ewww”, así que mejor no U_U

    Besu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s