No estaba muerto; estaba agonizando

Estándar

Semana que ladra, no muerde. Pero, carajo, cómo te ensucias los calzones. El sábado pasado fue la boda de mi hermano. Dicen que estuvo linda; y digo dicen porque yo no estuve presente. Mi familia, con motivo de la celebración, viajó desde Puebla; sin embargo, poco antes de llegar a la ciudad de México –a la altura de Río Frío, para quienes tengan una noción del área–, encontraron una carambola de autos al dar vuelta en una curva pronunciada. Mi primo –quien venía conduciendo– intentó librar el camión que se encontraba obstaculizando los cuatro carriles.. pero no lo logró. En cambio, pudo minimizar el impacto para todos. Ninguna desgracia qué lamentar. O al menos ninguna fatal. Vértebras rotas, caderas que deberán ser reconstruídas, clavos en el fémur, y clavículas que se fueron de paseo… sí, mi semana ha transcurrido entre hospitales, trámites y esperas.

Esta semana tenía programado sacar esta tira que –ahora sí– formará parte definitiva de lo que será mi tesis de maestría (el capítulo titulado “Galletas!”). Pero entre tanto desmadre, tendré que aguardar más tiempo.

Sigo peleándome con el rollito éste de las paletas de colores, estilos, tipos de línea, maquetación y –ay– todo. Sin embargo, pronto (siempre digo lo mismo) verá la luz esta novela por entregas que, espero, sea mínimamente divertida. ¿Qué les ha parecido, gustado u odiado de lo que han visto? Sé que disto mucho de ser un dibujante o un escritor (o un ser humano), pero, vamos, que la red y los photoshops te ponen la mesa para que al menos lo intentes. Vale la pena internarlo ¿no?

(Ya sé que no: píquense el culo, sabihondos).

PD: A todas y todos los que han preguntado por mi ausencia, muchas gracias por preocuparse. Espero el lunes estar de vuelta en lo que se supone es mi vida. Por ahora, regreso al hospital. Lul’z para todos.

Anuncios

7 comentarios en “No estaba muerto; estaba agonizando

  1. Con respecto a no saber con certeza si eres eso que dejas entre paréntesis, he leído algo esta misma tarde y me ha hecho gracia. Pues a quien he leído es a Cioran (En las cimas de la desesperación) y precisamente divertido no era; tampoco sé con seguridad porque sí he visto tu escrito divertido. Quizá porque has salido con vida.

    Bueno, a recuperarse, ¡mucho ánimo!

    Ah, a mí sí me han gustado, las viñetas. Me han hecho gracia ;) Algunas con más sal que otras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s