Meet me in the future

Estándar

I

Me dijiste que te gustaban los erizos. También que me extrañas. También que el amor verdadero siempre espera. Siempre. Aprende a no extrañarme. Piensa que estoy, pero invisible. (Yo estoy en otra parte). Piensa en mí todos los días. Pero ten días en que me olvides. Procura que esos días no sean una nube amarga, ni un camino sin sentido; procura que sean una nube blanquísima en el cielo nocturno flotando sobre Polanco. Y aunque no lo logres, no te odies, no te castigues, no escuches las canciones más tristes ni patees sillas. Nunca más: prométeme no volver a hacerlo. Dedícame un día para pensar en mí seriamente, como quien reserva los domingos para buscar a Dios. Tengo la respuesta a esa pregunta en mi piel: El futuro es brillante. Búscame ahí. La felicidad no es el destino, es el camino.

II

(Alguna vez una mujer muy sabia me dijo que era tan mía como su libertad se lo permitiera. Sus palabras no eran exclusivas para mí y para ella. Tú eres mío y yo soy tuyo tanto como nuestra libertad nos lo permita. Búscame ahí, la libertad es el camino, no el destino).

III

Las gotas de agua no tienen miedo de separarse. Tarde o temprano volverán a encontrarse y ser parte del mar, de la lluvia y los ríos. Fluir no es el camino, es la forma de recorrerlo. Encuéntrame en el mar, en medio de una fiesta.

Anuncios

Un comentario en “Meet me in the future

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s